¿Sabían que el 40 % de las personas sufren algún tipo de alergia? Descubran en el siguiente artículo cuáles son las alergias más comunes y por qué se desarrollan.

Las alergias están consideradas como la pandemia principal del siglo XXI. De hecho, en menos de una década, el 50 % de la población padecerá este trastorno como consecuencia de sus hábitos alimenticios y la contaminación. Aunque en la mayoría de casos no revisten gravedad, en otros pueden ser mortales. Por ese motivo, son un gran campo de estudio.

El sistema inmune puede desajustarse por distintas causas (que siguen en estudio), haciendo que podamos desarrollar inmunidad frente a cualquier sustancia o agente de nuestro entorno.

Por ello, hay una inmensidad de alergias distintas. Algunas de ellas son muy raras, como por ejemplo la alergia al agua, a la luz del sol, al frío, al calor, etc.

Pero, hay algunas muy comunes que tienen una elevada incidencia en la población.

  1. Alergia al polen

La alergia al polen es la más común, especialmente la ocasionada por el platanero, el olivo, las gramíneas y el ciprés. Prevenirla es difícil, y todavía más durante los meses de primavera. De todos modos, se recomienda evitar espacios abiertos durante el día y mantener las ventanas de casa cerradas.

La mayoría de reacciones alérgicas al polen tienen los siguientes síntomas, los cuales son los típicos de una rinitis alérgica: estornudos, picazón en la nariz y paladar, congestión y moqueo nasal, irritación de ojos, etc.

  1. Alergia a los ácaros

Los ácaros son unos arácnidos de muy pequeño tamaño que están presentes en el polvo y lugares húmedos. Los síntomas de esta alergia son también los de una rinitis alérgica, aunque algunas personas también tienen síntomas similares al asma (dificultad para respirar y/o silbidos al hacerlo).

Suelen encontrarse en la cama, los muebles y las alfombras, por lo que hay que controlar mucho la higiene de estas zonas. Reduciendo la cantidad de polvo en el hogar, se evita la alergia.

Los excrementos, los cuerpos en descomposición y las proteínas de los ácaros son los alérgenos que nos provocan la hipersensibilidad.

  1. Alergia a los alimentos

Las reacciones alérgicas alimentarias ocurren poco después de ingerir un producto concreto. Pese a que se puede desarrollar alergia frente a cualquier alimento, los más comunes son los frutos secos, el marisco, las frutas, el pescado, los huevos, la leche, el trigo, la soja, los cacahuetes…

Las alergias alimentarias suelen provocar los siguientes síntomas: picazón u hormigueo en la boca, hinchazón de los labios, garganta, lengua, cara u otras zonas del cuerpo, dolor abdominal, diarrea, náuseas, vómitos, mareo, desmayos, congestión nasal, dificultad para respirar…

Las alergias alimentarias afectan cerca del 3 % de la población y en ocasiones una reacción alérgica puede poner en peligro la vida, por lo que evitar el consumo de los alimentos es vital.

  1. Alergia a la caspa de los animales

Es una alergia muy común, en especial la que se desarrolla frente al pelo de perros y gatos. Los alérgicos deben evitar el contacto con estos animales. Los síntomas que provoca son los de una rinitis alérgica.

Esta alergia a las mascotas es debida a la hipersensibilidad a las escamas muertas de la piel (caspa) que el animal suelta a través del pelo. Al inhalar estas partículas, sufrimos un episodio de alergia.

  1. Alergia a las picaduras de insectos

Las más comunes son las alergias a las picaduras de abeja, aunque cualquier otro insecto puede causarlas. Si una persona alérgica es picada, los síntomas que desarrolla son los siguientes: gran hinchazón en el lugar de la picadura, urticaria por todo el cuerpo, opresión en el pecho, dificultad para respirar, tos… Puede derivar incluso en un choque anafiláctico.

  1. Alergia al moho

El moho incluye distintas especies de hongos y la alergia que desencadenan está causada por las esporas que liberan para propagarse. Para evitar la alergia hay que controlar el crecimiento de los hongos, por lo que hay que mantener la casa bien ventilada y procurar no pasar mucho tiempo en espacios cerrados y húmedos.

Los síntomas que provoca esta alergia son los de una rinitis alérgica, aunque en ocasiones puede causar también problemas respiratorios.

  1. Alergia al látex

La alergia al látex aparece por una hipersensibilidad a las proteínas del árbol de caucho, a partir del cual se obtiene el látex. Está presente en guantes, condones y colchones, por lo que hay que evitar la exposición a estos productos.

Los síntomas más comunes son leves e incluyen: picazón, enrojecimiento y erupciones cutáneas. De todos modos, en ocasiones las manifestaciones pueden ser más graves: dificultad para respirar, irritación de garganta, ojos llorosos, etc.

  1. Alergia a fármacos

La alergia a los medicamentos es una de las más comunes y también una de las potencialmente más graves. Muchos fármacos pueden provocar alergia, siendo la penicilina y la “aspirina” los que más frecuentemente provocan estos trastornos.

Los síntomas más comunes son la urticaria, erupciones cutáneas, falta de aire, moqueo nasal y fiebre, aunque pueden poner en riesgo la vida si ocurre un choque anafiláctico.

  1. Alergia a cosméticos

Los cosméticos, las fragancias, los detergentes, los perfumes, las velas aromáticas, etc, están compuestas por sustancias contra las que podemos desarrollar alergia. La gravedad y los síntomas dependerán de la vía de llegada de los alérgenos, pudiendo provocar rinitis alérgicas o reacciones alérgicas en la piel.

  1. Alergia al níquel

El níquel es un metal que se encuentra en joyas, monedas, cremalleras, móviles, etc, y puede provocar alergia. Los síntomas de las reacciones alérgicas incluyen: bultos en la piel, sarpullidos, enrojecimiento, cambios de color en la piel, ampollas, manchas similares a quemaduras…

Pese a que es difícil, hay que prevenir la exposición a este metal. Usar joyas hipoalergénicas es una buena estrategia para evitar el contacto con el níquel.

[DISPLAY_ULTIMATE_SOCIAL_ICONS]

En Movisalud, puedes leer otros de nuestros consejos de prevención en este enlace.

TESTIMONIOS

Excelente atención, de respuesta rápida, muy profesional y de precio conveniente. Totalmente recomendable!

MARIA PAZ MARTINEZ

Anoche fueron a visitar a mi abuela enferma y me pareció un excelente servicio y oportuno! 100% recomendable

MARIA TORO

HORARIO

Lunes a Viernes 8:00 – 20:00
Sábado 9:00 – 16:00

+56 9 3003 3019

DIRECCIÓN

MOVISALUD MÉDICOS A DOMICILIO

Deja tu salud en las mejores manos

 HORARIO DE ATENCIÓN

Lunes – Viernes 8:00 – 20:30
Sábado 9:00 – 16:00

Agenda tu hora.

Llámanos ahora y agenda tu visita médica

+569 30033019

También puedes dejarnos tus datos y en pocos minutos te llamaremos para agendar tu médico a domicilio.

[wpforms id="3657"]
Agenda tu hora