Generalmente vamos al doctor cuando nos sentimos mal o nos duele algo. Los chequeos no son parte de nuestra tradición, pero la realidad es que nos ayudan a conocer nuestro estado de salud y poder prevenir cualquier enfermedad.

Cuando niños pasamos por consultas con el pediatra de manera frecuente, en las que se hace un seguimiento de nuestra salud y crecimiento. Esta práctica la perdemos cuando somos adultos, y lo cierto es que la prevención y control son fundamentales. Pero, ¿cuándo es más aconsejable hacerlo? En este artículo te contamos edades, razones y momentos clave para realizarte un examen médico.

Vida sana

Hoy en día, cada vez son más las personas que pretenden tener una vida saludable. Se preocupan más por su alimentación y practican algún deporte que sea de su interés. Si ustedes también se encuentran en este punto de cambio, una buena forma de comenzar es con un chequeo completo para conocer el estado actual de salud y qué medidas tomar para mejorarlo. Por ejemplo, antes de empezar a correr, es recomendable una revisión general, así como un estudio de la pisada para prevenir lesiones y correr de forma eficaz. Obviamente se aconseja aplicarlo en cualquier deporte. Además, es bueno saber que cualquier chequeo médico para iniciarnos en el deporte es ideal complementarlo con un test de esfuerzo para que nos informe sobre nuestra frecuencia cardíaca máxima, umbral aeróbico y anaeróbico y nuestro consumo máximo de oxígeno.

Chequeo indispensable: antecedentes y riesgos

De forma general, la OMS (Organización Mundial de la Salud) invita a hacerse un chequeo médico cada cuatro años antes de cumplir los 40, cada dos hasta llegar a los 60, y uno al año después de esta edad. Ciertamente, hay que tener en cuenta las condiciones personales de cada persona, especialmente cuando ha habido algunas conductas de riesgo como, por ejemplo, fumar, beber alcohol habitualmente, comer en exceso, o bien en el caso de que se tengan antecedentes familiares de algunas enfermedades hereditarias, como cáncer, diabetes o enfermedades cardiovasculares.

Como lo hemos mencionado en artículos realizados anteriormente, el diagnóstico y tratamiento precoz es esencial en tipos de cáncer como el melanoma, que se cura prácticamente en todos los casos si se detecta a tiempo. Por eso es vital hacerse chequeos con regularidad cuando se tienen familiares de primer grado que lo hayan padecido, pero también si se cumplen los factores para tener un perfil de riesgo, como piel muy clara o lunares abundantes.

Aparte de esto, dependiendo de tu sexo, deberás tener en cuenta las siguientes revisiones, que ayudan a descubrir posibles patologías o problemas de salud.

Mujeres

El chequeo más frecuente en las mujeres, a partir del inicio de las relaciones sexuales, es la revisión ginecológica, que suele incluir una citología para prevenir el cáncer de cuello uterino y se repite cada uno o dos años, en función del seguimiento que indique el ginecólogo, y que dependerá de diversos factores, como los embarazos o la toma de anticonceptivos.

A partir de los 40 años se recomienda añadir también a esta revisión una mamografía bienal, o bien anual cumplidos los 50, con el fin de diagnosticar precozmente el cáncer de mama, aumentando así notablemente sus posibilidades de mejora. El embarazo conlleva sus propias pruebas prenatales, así como el posparto que requerirá los controles determinados por el ginecólogo.

Por último, a partir de los 65 años, es conveniente revisar el estado de nuestros huesos mediante una densitometría ósea, sobre todo cuando se tienen antecedentes, para prevenir y tratar la osteoporosis antes de que se produzca alguna fractura.

Hombres

Por lo general, la primera cita con el urólogo para descartar cualquier posible enfermedad de la glándula prostática se recomienda a partir de los 50 años. Al igual que ocurre con el cáncer de mama, el cáncer de próstata tiene mucho mejor tratamiento si se diagnostica a tiempo.

Controlar el estado de nuestro corazón, niveles de azúcar, presión arterial y colesterol, es algo que nos afecta a todos, hombres y mujeres, más todavía conforme vamos avanzando en edad, aunque los hombres tienen más riesgo de enfermedades cardíacas.

Además de los chequeos generales y específicos, no podemos olvidar la revisión dental anual para mantener nuestra dentadura sana, así como las revisiones de la vista y del oído que nos toquen en función de nuestras necesidades.

Prevenir y cuidarnos son la razón principal de los chequeos médicos, algo que podemos reforzar en nuestro día a día siguiendo hábitos saludables como la práctica de actividades deportivas o una dieta rica en frutas, hortalizas y verduras.

Conociendo estos puntos, nos preguntamos ¿Cada cuánto tiempo solemos acudir al médico para hacernos un chequeo preventivo?

En Movisalud tenemos nuestro servicio Movicheck- exámenes preventivos a domicilio- que ayuda a conocer tu estado actual de salud. Información sobre valores y exámenes a realizar la puedes encontrar acá. Además pueden hacer el reembolso con su isapre.

[DISPLAY_ULTIMATE_SOCIAL_ICONS]

En Movisalud, puedes leer otros de nuestros consejos de prevención en este enlace.

TESTIMONIOS

Excelente atención, de respuesta rápida, muy profesional y de precio conveniente. Totalmente recomendable!

MARIA PAZ MARTINEZ

Anoche fueron a visitar a mi abuela enferma y me pareció un excelente servicio y oportuno! 100% recomendable

MARIA TORO

HORARIO

Lunes a Viernes 8:00 – 20:00
Sábado 9:00 – 16:00

+56 9 3003 3019

DIRECCIÓN

MOVISALUD MÉDICOS A DOMICILIO

Deja tu salud en las mejores manos

 HORARIO DE ATENCIÓN

Lunes – Viernes 8:00 – 20:30
Sábado 9:00 – 16:00

Agenda tu hora.

Llámanos ahora y agenda tu visita médica

+569 30033019

También puedes dejarnos tus datos y en pocos minutos te llamaremos para agendar tu médico a domicilio.

[wpforms id="3657"]
Agenda tu hora